Inundaciones

Inundaciones, más que un periodo de retorno

También llamado período de recurrencia, el período de retorno (T) es un concepto estadístico que pretende proporcionar una idea de hasta qué punto un suceso (de la naturaleza) puede considerarse raro. En ingeniería hidráulica se utiliza para calcular la probabilidad de que se presente una avenida con determinado caudal en un año cualquiera.

El periodo de retorno es inevitable, por lo que las situaciones de lluvias abundantes seguirán apareciendo de forma periódica. Todo esto genera un alto riesgo ante la población afectada que habita en zonas inundables; por lo tanto, este tipo de fenómeno se categoriza como riesgo previsible. Ya que se cuenta con días u horas para poder prevenir y actuar con antelación. Por ello se puede plantear que las preocupantes inundaciones, no son más que un periodo de retorno.

Plan de emergencias

La creación de este plan de emergencias, proporciona la respuesta adecuada que necesitan, no solo los ciudadanos afectados, sino los servicios de emergencias, que pueden actuar más eficazmente. Las zonas de ramblas edificadas, o cualquier estructura habitada, debe de ser estudiada y valorada. Su potencial peligrosidad genera una inestabilidad social a largo plazo, reduciendo su sostenibilidad frente a la población.

La deforestación, sobre todo de zonas colindantes a los núcleos urbanos, facilita la avenida de agua y sedimentos incontrolada. Ésto se debe a que el agua arrastra todo lo que no esté sujeto al caudal por donde pasa. Cuando hay exceso de agua y la tierra no está firme gracias a raíces de árboles, el agua es capaz de transportarla en grandes cantidades. 

Toda esta situación de exceso sin regular, genera una vulnerabilidad para todos los afectados. Invertir en mejoras de saneamiento y re-circulación de cualquier fluido por las calles, a largo plazo disminuye el alto riesgo ante la población que se ve afectada.

Tal y como es de esperar, los municipios más afectados son los ubicados en desembocaduras de ríos, ramblas, o cauces naturales de agua. Ésto también implica, indirectamente, que probablemente su mayor beneficio es el turismo, lo que lleva que sean zonas superpobladas en ciertas épocas del año; generando en el municipio una falta de asistencia, tanto a ciudadanos, como a residentes vacacionales o turistas. 

Cuanto mayor es el riesgo, la probabilidad de que ocurra una emergencia se incrementa; aumenta entonces la problemática de que las ubicaciones con más vulnerabilidad se colapsan en los primeros momentos, cuando se produce una catástrofe, como pueden ser unas inundaciones. No solo se incomunica esta zona, sino que todos los que habitan se ven en un confinamiento difícilmente remediable en las primeras horas o, incluso, días.

Normativa al riesgo de inundación, puede disminuir su peligrosidad

Protección Civil, con su plan estatal de riesgo ante inundaciones, proporciona las pautas que las comunidades autónomas deben usar para regirse y anexionar los propios planes. De esta manera, se produce una vinculación entre todos los organismos estatales, consiguiendo así que los servicios de emergencias puedan compenetrarse eficazmente.

Incluyéndose dentro de esa labor, influye de forma favorable la actualización del plan de riesgo de inundaciones de ese ayuntamiento, por modificación urbanística o territorial. Preservando las zonas destinadas a cauces naturales de agua, garantizando su obligado cumplimiento.

Inundaciones más que un periodo de retorno, alto riesgo ante la población afectada
Inundaciones, más que un periodo de retorno

Un comentario en “Inundaciones, más que un periodo de retorno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *